viernes, 1 de mayo de 2009

Hoy no me alcanza el reloj
para hacerte trizas el aliento
con la pulpa de mis labios.

9 comentarios:

Esmeralda Martí dijo...

Aquí está nuestro Armando armándola buena... Gracias por estos poemas tan sentidos, tan hondos, tan tuyos. El arrebato, la pasión desencadenada, los labios que aprietan hasta la opresión.
Te estábamos esperando. Menos mal que apareciste con la carpeta llena de estas palabras tan bonitas.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Te dije que disfrutaría leyéndote y no me has decepcionado. Son tan bonitos...¡que sentidas expresiones!, ¡que versos tan cálidos!..no esperaban que fueran asi, de veras me has sorprendido y te lo agradezco.

ana martinez dijo...

sigo esperando por más flores poéticas.

que sepas que te leo siempre

no te hagas de rogar y cuelga esas cosas que tan bien escribes

las alas del alcaudón dijo...

Qué bonito, compañero, ese "hacerte trizas el aliento". Eres muy bueno.

Mª Jesús So dijo...

A ver si publicas algo, que tienes esto totalente4 abandonado.

¡Se va a secar!

¡¡¡A trabajar!!!

(El minipoema, precioso)

Ana Belén dijo...

Gracias por tu mensaje y me alegro de que te haya gustado lo que hago. Admiro a la gente que, como tú, tenéis un don para crear cosas tan bellas con las palabras. Me han gustado mucho tus poesías.
Ana Belén

Anónimo dijo...

Hola, Armando,

Me gusta mucho lo que escribes. Resuena mucho conmigo. Dices mucho con muy poco, lo que para mí ya es un arte. Las metáforas son preciosas y los versos rezuman sinceridad, espiritualidad y una musicalidad muy especial.
Gracias por haberme pasado tu página.
Susana

enmi dijo...

Hola!!
Parece que te gusta el otoño, sus colores, sus frutos....y con el silencio de las letras y el sonido de las palabras, creas poesías llenas de calidez, luz y ternura.
La transparencia de una persona es mirarse a los ojos, y en su defecto, la forma de escribir sus sentimientos, porque sin decir nada el estado de ánimo se lee en cada palabra.

He disfrutado leyendote!!
un beso.

SOY AITANA ¿ME RECUERDAS?? JEJEJE

Jesús Moreno dijo...

Qué bueno.