viernes, 1 de mayo de 2009

Hallé un lugar llamado Octubre
donde los días languidecen
por entre los dedos de la tarde
mientras ocres copos se escurren
sobre los esqueletos de las moras.

4 comentarios:

Esmeralda Martí dijo...

Me encanta este apunte otoñal. Acuarela magnífica de octubre, cuya luz resbala por los dedos y se nos va en un instante... Y las moras se despiden...
Precioso, magnífico.

Mª Jesús So dijo...

¡Un lugar llamado Octubre!

¡Qué guapo! ¡Es mi lugar!

Me gusta mucho todo lo nuevo que has escrito.

Pero ese lugar llamado Octubre...

Laura Gómez Recas dijo...

"los esqueletos de las moras"
Es estupenda la imagen, exacta. ¿Cómo no se me ha ocurrido a mí?!!!
Una delicia, todo el poema.

Un beso,
Laura

Armando Vega dijo...

Gracias Laura.
Fíjate que eso mismo me ocurre a mi leyendo alguno de tus poemas.
Un beso.